domingo, 23 de septiembre de 2012

Lemon Curd

Durante mi periplo por distintos blogs, en varias ocasiones he leído lo bueno que era el Lemon Curd (una especie de crema pastelera con sabor a limón), algo de lo que yo jamás había oído hablar, la verdad. Encontré un blog en el que decía como hacerlo en casa, aunque ahora no recuerdo cual era, me lo copié en mi libro de recetas y hoy he probado a hacerlo, más que nada para saber si es cierto que es tan delicioso como dicen..y tengo que decir que siii!! está buenísimo..eso si, si te gusta el sabor a limón, jejeje.
Os digo como se hace.

INGREDIENTES:

-La ralladura de 2 o 3 limones, depende de lo pequeños que sean.
-El zumo de 2 o 3 limones, dependiendo de lo que os guste el sabor a limón.
-85 gr. de mantequilla.
-2 huevos enteros más 2 yemas.
-100 gr. de azúcar.
-Una pizca de sal.

PREPARACIÓN:

La mantequilla debe estar derretida , la podemos meter al microondas con la función descongelar, id poco a poco, 15 segundos cada vez, hasta que se derrita casi toda, luego con el calor acabará derretida toda.

Rallamos los limones, solo la parte amarilla. y luego los exprimimos.

En un bol apto para microondas, batimos los huevos y las yemas con el azúcar.

Una vez hecho, le añadimos el zumo de los limones, la ralladura, la mantequilla y la pizca de sal. Mezclamos bien.

Metemos el bol  en el microondas durante 1 minuto, yo lo he puesto a 750.
Sacamos pasado el minuto y batimos bien con unas barrillas. Volvemos a meter otro minuto más. Sacamos y batimos. Ojo no os queméis al sacar el bol. De momento no pasará nada, tendrá consistencia líquida, paciencia... Volvemos a meter al microondas, pero esta vez 30 segundos, sacamos y batimos. Otra vez 30 segundos, sacamos y batimos. Ya empieza a espesar..vamos por el buen camino!. Metemos otra vez, pero esta vez 15 segundos, sacamos y batimos. Otros 15 segundos más, sacamos y batimos. Llegados a este punto, ya habrá espesado, se puede meter otros 15 segundos más, dependerá del microondas de cada uno.

Pasamos la crema por un colador, para quitarle la ralladura de limón.

Dejamos enfriar y metemos en un tupper o en un bote, cerrarlo y a la nevera.

Y ya tenemos un delicioso Lemon Curd listo para rellenar tartas,  como el lemon Pie, para tomar con una tostada o para lo que se nos ocurra.